El equipo estaba formado por Sebastian Dabrowicz, Kai y Kathi Nachtigal, Aviel Fix, Nathaly Seidel, Theo Husband, Werner Nachtigal y Alex Zehrer. Vivieron muchos momentos especiales: “Descubrimos una cancha de fútbol donde se estaba jugando un torneo. Hablamos con el gerente para usar un megáfono y hablar con las graderías al medio tiempo. Dicho y hecho, obtuvimos un megáfono, Sebastian tomó a Avi sobre sus hombros y comenzó a predicar a la multitud. 150 personas nos escucharon. Cerca de 30 personas invitaron a Jesús a sus vidas”.