Es increíble cómo los líderes de iglesias de todo el mundo se reúnen y simplemente dicen: “¡Hagámoslo!”. ¡Haces a un lado muchos problemas y te enfocas en compartir a Jesús y la fe como una forma de vida!

Este es solo un ejemplo de un grupo de Perú que planifica el trabajo para 2022: