Werner Nachtigal, fundador y presidente del Movimiento de Evangelismo Global, viajó a Ucrania. Tanto en el campo como en el camino, el equipo pudo hablar con muchas personas acerca de Jesucristo. Por ejemplo en la frontera nacional, como señala Werner Nachtigal en una publicación en Facebook. «Llegamos a muchas personas diferentes en la frontera de Ucrania. Incluyendo ocho mercenarios. Tres de ellos se convirtieron. Uno de ellos del equipo de guardaespaldas del presidente Zelenskyi”.

Y en el país, también, el equipo alcanzó a la población a través de alcances evangelísticos. “Es realmente conmovedor lo que está pasando aquí. Estábamos en Lviv, justo en la frontera con Ucrania para ayudar a la gente y predicar el evangelio. Más de 300 dieron su vida a Jesús y algunos fueron sanados. También llegamos a conocer muchas historias conmovedoras, como la de un niño que quedó traumatizado porque le dispararon a su autobús, o una familia que se despidió del padre de familia entre lágrimas”.