“Nuestros equipos continúan sirviendo y alcanzando a las personas para Jesús”, explica Karen Zelfimian, líder nacional del Movimiento de Evangelismo Global en Ucrania. Recientemente nos escribió: «Esta mañana, uno de los equipos visitó un pueblo pequeño y remoto donde nuestro objetivo principal era encontrar madres solteras que criaran de dos a cinco niños. Estos son los que no pudieron salir del país por la extrema pobreza. También continuamos alimentando a los hambrientos y guiando a la gente a Jesús en cada oportunidad y visita que tenemos. La semana pasada en Ucrania, Moldavia y Rumania un total de más de 130 personas se reconciliaron con Jesús a través de nuestros diversos esfuerzos y ministerios. ¡Gloria a nuestro Rey Jesús!”