En Uganda los motociclistas salieron a hablar de Cristo. Aquí está el informe que enviaron: el pastor Samuel Kasigwa informa: “Más de dos mil motociclistas de boda boda se reunieron en la ciudad de Kyengera esta semana. Por la gracia de Dios les hablé del evangelio de nuestro Señor Jesucristo, el Hijo del Dios Altísimo. La presencia de Dios era evidente y cientos de ellos aceptaron a Jesús como su Señor y Salvador personal. El mensaje incluía la necesidad de confiar en Dios. Solo el evangelio de Jesucristo puede transformar completamente las diversas comunidades de este país, y hay lugar para todos en la cruz. ¡Aleluya!”