Werner Nachtigal, fundador y presidente del Movimiento de Evangelismo Global, evangeliza a diario – su historia del año es la de un hombre en Alemania “que fue francotirador en Afganistán. Lo conocí en el zoológico de Bahnhof en Berlín, era alcohólico, sin hogar y vivía debajo de un puente. No podía deshacerse de los recuerdos. Le dije que Jesús lo puede ayudar, que murió en la cruz por él. Él oró y ya no es alcohólico y está siendo entrenado para ser el director de un centro de rehabilitación cristiano”. Werner Nachtigal se reunió recientemente con el hombre nuevamente. “Como alcohólico, tomaba tres botellas de vodka, más cerveza, más coca cola, más marihuana no en una semana sino en un día. Ahora me dijo que cuando Jesús entró en su vida, se sentó allí durante horas y no podía beber nada. La gente le preguntaba: ‘¿Por qué no bebes?’ Ahora es completamente libre y ama a Jesús. ¡Solo mira las dos fotos!”